Homenajes -Hno. Fabian Kohnke, FSC.

Ir a página superior

 

BIOGRAFÍA Y LA LABOR 

Richard Kohnke, mas tarde conocido como Hermano Fabián, nació en la ciudad de Chicago, Illinois en los Estados Unidos de Norte América en el año 1932.  Inicio sus estudios universitarios en Saint Mary's College en Minnesota.  En Febrero del año 1947 comenzó sus estudios para convertirse en Hermano Cristiaño en el Instituto La Salle en Glencoe, Missouri. Allí realizó sus estudios de bachillerato graduándose en Junio 1950. En este mismo año comenzó su vida como Hermano Cristiaño recibiendo la sotana en Agosto de 1950 con el nuevo nombre, Hermano Fabián.

Antes de llegar a Nicaragua el Hermano Fabián dio clases en Saint Paul, Minnesota y Saint Joseph, Missouri.  En el año 1959 los Hermanos Cristiaños abrieron un nuevo colegio en Huehuetenango, Guatemala y con este nuevo colegio necesitaban personal y dos Hermanos misioneros de Bluefields fueron enviados a esta nueva localidad, el Hermano Patricio y el Hermano Alberto.  Es asi que el Hno. Fabián llega a Bluefields como relevo,  junto con el Hermano Martin, era entonces el mes de  Septiembre de 1959.  En ese año en el CSJ ya estaban el Hno. Walterio, el Hno. Clarence y el Hno Juan.  El Hermano Fabián comenzó dando clases en el segundo grado del Colegio San José.  Desde el principio Hermano Fabián demostró su interés en los deportes y en los valores que el deporte podía influir en la juventud de esa época.  Cuentan que al lado de la Casa Cural y directamente en frente a su aula de clases estaba un largo campo montoso que estaba en mala condiciones.  Una tarde este señor que ustedes ven aquí comenzó a tirar machete solito para limpiar el campo para darles a sus niños un lugar donde jugar béisbol.  Las buenas intenciones no contaron con la fuerza del HERMANO SOL.  El sol gaño esta batalla y solo no pudo continuar.  Días mas tarde con la ayuda de sus alumnos y amigos limpiaron y arreglaron el campo y quedó listo para los juegos.  De esta forma comenzó la época dorada del deporte infantil en la ciudad de Bluefields.

Pero en el año 1962 Hermano Fabián es enviado por un corto tiempo a la ciudad de Miami para abrir y dar clases en el Colegio La Salle. Este colegio fue establecido para los jóvenes exilados de Cuba después del derrocamiento de Fulgencio Batista.

El Hermano Fabián regresa a Bluefields e inicia sus labores deportivas en el año 1963 cuando el Hermano Juan (Jim Cunningham) regresó a los Estados Unidos de Norte América. Entonces Fabián es designado como "bateador emergente" para re-emplazar el Hermano Juan en todas las disciplinas deportivas que había que dirigir: boxeo, béisbol, voleibol y basketball.  Había una sola liga para los jóvenes en ese tiempo. En el año 1964 por gestiones del Hno. Fabián Nicaragua se afilió con las ligas Pequeñas de Williamsport, Pennsylvania.  Inmediatamente, Bluefields fue invitado a participar en el primer campeonato de las Pequeñas Ligas para niños de 10, 11 y 12 años. En el año 1967 gracias a este señor, Bluefields tenia el honor de patrocinar el Tercer Campeonato Mundial de Pequeñas Ligas.

Por el éxito de esta liga nació un inconveniente. Cuando los niños cumplieron 13 años ellos no podían seguir jugando en la Liga Infantil.  Entonces Hermano Fabián estableció una liga para los jóvenes de 13, 14 y 15 años para que pudieran seguir jugando y no matar el espíritu deportivo de los chavalos.  Más tarde formo la liga juvenil para jóvenes de 16, 17 y 18 años.

Pero el Hermano Fabián se dio cuenta que la temporada de béisbol era solamente por tres meses. También reconoció que los niños y jóvenes necesitaban otras clases de actividades deportivas para ayudar a la formación y la personalidad de los niños. El ejemplo establecido fue entre el Cristóbal Colon y Colegio Moravo quienes eran los eternos rivales en basketball y volleyball masculino y femenino. Siguiendo el ejemplo del Colon y Moravo el Hermano Fabián inicio ligas de basketball y voleibol para todos los chavalos de Bluefields, para evitar problemas de verificación de identidad y fechas de nacimiento de los jóvenes como era establecido en Beisball. Hermano Fabián estableció en el CSJ sus ligas de basketball y vollyball por estatura. Estas ligas fueron para los de 4 pies 11 pulgadas para abajo y luego de 5'2" , 5'.5" and 5'.7".

Estas ligas de vollyball y basketball tenían dos puntos significativos. Primero, todos los jóvenes de Bluefields podían participar, no importaba donde estaba su localizada su residencia o en que escuela estaban registrados.  A Fabián no le interesaba si eran del SJ, Moravo, San Martín, Anglicano, el Hogar, etc. Todos los niños y jóvenes tenían la oportunidad de jugar vollyball and basketball en su liga. El segundo punto es que Fabián también formo una liga para  niñas dando la oportunidad a las jóvenes también para desarrollarse en la vía deportiva. Que maravilla aquellos años, con tanto deporte sano para la formación de la juventud de Bluefields.  Gracias Hno. Fabián por habernos dejado tan bello legado.

En diciembre de 1968 Hermano Fabián y Arturo Valdez llevaron el equipo infantil de Bluefields a Fort Clayton en la Zona del Canal de Panamá.  Esto fue el inicio de los Torneos de Amistad.  El primero fue solamente entre Bluefields y los norteamericanos de Fort Clayton. En este torneo sobresalieron como miembro de la selección infantil entre otros Billy Kirkland 3rd base, Charles Narciso, catcher y center field, Juan Brenes pitcher y segunda, Jimmy Bacon, short stop oficial, Arton Davis, catcher y left field, Beto Zepeda, catcher,  Javier Benavidez, Pitcher, Rolando Dominghez, catcher, Washington Hodgson, Pitcher, Jorge Coulson y Roger Coe, pitchers,  Marvin Ebanks, Allan Stephenson, Gilder Cash, catcher, y Aldrick Bacon, segunda base entre otros.

En el año 1980 el fue el decimosegundo torneo en Panama incluyendo 50 equipos. Las naciones involucradas fueron: Nicaragua, Costa Rica, Panamá y los Estados Unidos (los equipos de la Zona del Canal). Tres de los torneos fueron de beisball y dos torneos fueron de softball para las señoritas.  Este equipo de Bluefields fue llevado a Panamá por Arturo Valdez, y Fabián lo dirigió desde Panamá donde había fijado su residencia después de 1979. Creo que esta tremenda trayectoria deportiva a favor de la juventud de Bluefields merece que nos pongamos de pie y le demos al Hno. Fabián un gran aplauso.

Por todo lo anterior, es que esta noche nos hemos reunido aquí para rendir este merecido homenaje a este ilustre educador.  El Hno. Fabián también se destacó por ayudar a los pobres, buscando sillas de ruedas para los inválidos, financiando becas de estudio a niños pobres con sus propios recursos y organizando juegos nocturnos en el CSJ todos los viernes después del santo rosario.  Aquí se jugaba por la noche, basketball, volleyball, béisbol, billar, bingo y todo tipo de actividad deportiva.  Recuerdo que los jóvenes nos peleábamos en una fila para que nos diera una pelota para jugar cuando Fabián las traía en un saco y las tiraba al aire una por una.  También impulsaba el sistema de bonos.  Por cada buena acción de los alumnos ya sean en calificaciones, conducta u obras sociales se les daba bonos con un valor.  Cuando lográbamos reunir el valor del premio inmediatamente eran canjeados por camisetas, caramelos, juguetes, etc.   Esto estimulaba las buenas obras en los alumnos y promocionaba las buenas calificaciones.  

Los uniformes utilizados por los equipos en las ligas eran los clásicos “tanques” donados por colegios norteamericanos, aunque eran usados era un honor para nosotros practicar los deportes con estos uniformes los que nos hacían sentir grandes atletas herederos de la disciplina deportiva de otros países.

El Hno. Fabián también se destacó por cuidar a todos sus estudiantes.  Recuerdo que cuando estaba asignado al INCC salía en su camioneta Ford roja por las noches para ver quienes andábamos de “vagos” en las calles en vez de estar durmiendo o estudiando.  Al Hno. Fabián no le importaba meterse en los billares y sacar a los alumnos de las orejas.  Se parqueaba a media cuadra de los bares para ver quienes andaban tomando licor.  Si te descubría era una semana de suspensión.  Si te miraba con un cigarrillo eran 3 días de suspensión.  Recuerdo una vez en 1972, en vez de regresar a clases después del recreo, Mateo Castrillo (q.ep.d) y yo nos quedamos tomando cervezas escondidos en el tamarindo no. 1 propiedad de Julio Arce, donde ahora es el Chez Marcel.  No se como pero la noticia llegó a oídos de Fabián quien era el Director, y me fue a traer a mi casa como a las 2 de la tarde y me llevo a la dirección.  La consecuencias de la tremenda regañada fue una semana de suspensión.  Jamás volví a tomarme una cerveza en día de semana y Julio Arce se sacó tremenda tratada de Fabián por habernos dejado entrar.  Por actitudes como estas es que siempre voy a pregonar que fuimos privilegiados por haber estudiado en la época dorada de los Hnos. Cristianos, hombres intachables y cargados de moralidad y disciplina que es la herencia que hoy día dejamos a nuestros hijos.

Por doce años el Hermano Fabián dio clases en el CSJ donde dos años fungió como Director. En 1972 Hermano Fabián tomo la dirección del Instituto Nacional de Cristóbal Colon reemplazando el Reverendo Hermano Teodoro quien regreso a los Estados Unidos.

En el año 1973 el Hermano Fabián encontró su verdadero amor en la persona de la Señorita Ligia Balladares.  Se casaron y se establecieron en los Estados Unidos. Mas tarde se trasladaron a Panamá y después al estado de Virginia en los Estados Unidos donde residen actualmente junto con sus dos hijas.

Quiero compartir con ustedes la enorme satisfacción de tener esta noche aquí con nosotros a tres ex alumnos de la Primera del INCC de 1957.  Grandes hombres que toda la vida han difundido la satisfacción y el orgullo que se siente el ser ex alumno de esa gloriosa casa de estudios.  Ellos son ahora profesionales exitosos que se sienten muy orgullosos y privilegiados de haber recibido el pan del saber de parte de esos grandes colosos de la educación secundaria como lo fueron los Hnos. Cristianos de la ciudad de Bluefields liderados por los siempre recordados Hno. Fabián de Maria, primer Director y el Hno. Lucas Constancio, segundo Director.

Están con nosotros aquí presentes de la I Promoción del 57 a quienes pedimos que se pongan de pie: Ronald Calonje, Gustavo Meza y Lino Machado.  También tenemos aquí con nosotros a dos ex alumnos de la segunda promoción del Colon de 1958, quienes también merecen un gran aplauso: Jorge Brooks y Domingo Cardoza (DAC).  También esta uno de la tercera promoción de 1959, el es Rodolfo Brooks Saldaña.   

Es por personas como estas que esta Asociación de conformidad con sus estatutos ha creado la “Medalla del Orgullo La Sallista Hno. Lucas Contancio” a quienes se les entregará esta noche como la máxima condecoración que otorga la Asociación de Ex Alumnos La Sallistas de Bluefields, creada especialmente para honrar a los ex alumnos mas antiguos que aun se encuentren con nosotros, y también a aquellos ex alumnos y colaboradores que se hayan destacado con labores de mucho merito a favor de la consolidación de nuestra asociación.  En vista que esta condecoración ha sido creada recientemente, es nuestro objetivo otorgarla cada año a los ex alumnos más antiguos que se logren ubicar graduados a partir de 1957 hacia delante.